Mayo 2020

Ya en mayo 2020 se atisba el fin de la tormenta por el horizonte… hay algunos que ven la luz radiante (incluso más clara de lo habitual) y otros sin embargo todavía lo ven bastante gris. Aquellos de luz radiante, tienen muchas cosas en común y una de ellas es que piensan que son inmortales, intocables por el “bichillo”, que con ellos no va este asunto y que cuanto antes se vuelva a la supuesta requetenueva realidad antes disfrutaron de sus momentos… yo de estos no soy.

Tampoco es que el horizonte yo lo vea gris en mayo 2020, simplemente es que está tomando otras tonalidades, pero tienes que fijarte muy atentamente para darte cuenta de los cambios, tales como

Ahora “bendito” internet y todo lo que ha ayudado… sobre todo a los jefes, pero de jefes hay mucho que hablar.

Al pronunciarme sobre este tema, tengo que revelar que de «pseudo métodos laborales» entiendo un poco o más bien bastante… la solución SOLO pasa por amaestrar y encauzar a esos «flígidos» jefes, donde un alto porcentaje de su trabajo consiste en cuestionar y «alborotar con sus pensamientos y muescas» a sus supuestos subordinados… y ahora que no estaban calentado “pescuezos” lo habrán pasado fatal.

Seguro que Sí realmente muchas empresas (sobre todo grandes, muy grandes…de las que en algún momento yo anduve) pueden controlar y MEDIR lo que los “calienta pescuezos” han hecho, han repercutido realmente con su trabajo directo sin ampararse  y justificarse en el trabajo del supuesto equipo que controlan, porque ahora con el nuevo “teletrabajo” eso de controlar es más difícil de poder compaginar cuando de “allanamiento de morada” se dice, porque se trabaja EN CASA y en casa los “currantes” son los que mandan y en sus casas solo entran los que ellos quieren.

Hago un inciso para aclarar que son los “calienta pescuezos”.

Como se diría en el gran diccionario de la Real Lengua Española: “dícese de aquellos individuos/as que en posición algo para delante su espalda y encorvada, situando sus manos enlazadas en la espalda miran a la parte trasera de las cabezas de sus subordinados sentados en una silla en frente del ordenador y/o teléfono, estos son los de nivel principiante porque han evolucionado a otras categorías que no vienen a cuento”

Trabajar feliz es fácil, lo difícil es trabajar con jefes felices.

Si te encuentras a un jefe FELIZ en tu camino, átalo, cómpralo, pégate a ÉL como si no existiera otro, disfruta cada momento porque como en los cuentos … todo tiene un FIN y este fin no te va a gustar porque después de un jefe feliz dicen que te tocan tres “calienta pescuezos” o de similares características, porque los hay peores que te lo digo yo.

Otro tema a tocar en mayo 2020, es el fin del monopolio noticiero y de actualidad del “bichillo” por fin por suerte o por desgracia, cosa que no tengo muy clara, se comienza a hablar de otros temas de actualidad y los propios medios vuelven a sus directos del pasado reciente y a sus bromas/chismes de siempre.

Y el tema que más no ha tocado vivir, convirtiendo su “anunciación” en treding topic nacional son los nuevos modelos de convivencia, llamado FASES… FASES DE DESESCALADA (que no se porque a mí me recuerda a las montañas…) las hay hasta cuatro con su nombre, también está la nueva normalidad… en mayo 2020. Las fases de desescaladas si que han originado un gran debate por su primera incomprensión total, no saber en la que estamos, dudas enormes para saber que se puede o no se puede hacer, cuantos entran o cuantos salen, a qué hora podemos salir…

En mayo de 2020 sigue el gran atasco de los créditos ICO, pero sus semejantes, es decir, los préstamos/créditos de las entidades financieras NO tienen ningún tipo de atasco, como tampoco hay una solidaridad en los tipos de interés que se cobran, las comisiones por la concesión y los productos vinculados obligatorios… eso sí… papeles te piden algo menos que con los de los ICO.

Mira tú que yo estuve apunto de invertir en bolsa, es que no aprendo después de todo lo que he perdido… pero me gusta en rock y me va la marcha… pues nada de eso hice y gracias a veces soy una dejada en los temas que no me apasionan… porque las grandes pérdidas en las bolsas de mayo 2020 van a tardar en recuperarse.

Y como si de un espectáculo se tratara, como de una carrera retransmitida en voz alta, donde se van dando en voz alta el número de fallecidos y de contagiados, donde no se coordinan todavía en la forma de registrar esos duros datos, en fin… al menos solo me quedo que cada día hay menos.

Ya solo queda pensar en mayo 2020 que es lo que se estará cociendo en el equipo de asesoramiento de las altas esferas del estado para cuando en septiembre de 2020 realmente volvamos a la real realidad, no a la nueva realidad, sino a la REALIDAD con todos los niños, adolescentes y jóvenes metidos en su rutina… entonces ¿las clases cambiarán? ¿tendremos que descargarnos una app obligatoria para controlar nuestros ritmos fisiológicos y de navegación? ¿cómo se seguirá en el teletrabajo? ¿y de la conciliación?…